Jugó un papel clave en la vigilancia del Paso de la Losa, una de las rutas que en la Edad Media conectaban el Valle del Guadalquivir y La Meseta. Hoy se conservan algunos restos de esta fortaleza enclavada en pleno corazón del Parque Natural de Despeñaperros.
Es una de las fortalezas más antiguas de Europa y uno de los máximos ejemplos de la arquitectura militar islámica. La fortificación está situada en el casco histórico de Baños de la Encina, declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1969.
Bailén cuenta con un moderno museo dedicado a la célebre batalla acontecida en sus inmediaciones. Su visita permite al viajero saber más de un episodio clave en la historia contemporánea de España.
Ejerció un papel clave durante las contiendas entre musulmanes y cristianos, pero, además, el Castillo de Santa Catalina tuvo también especial protagonismo durante la Guerra de la Independencia. Desde su privilegiado emplazamiento se pueden contemplar unas vistas únicas de gran parte de la provincia, de la ciudad de Jaén y, especialmente, de su Catedral.
Es uno de los máximos ejemplos del poder que, en la Edad Media, alcanzó la Orden de Calatrava, a la que el Rey Fernando III El Santo encomendó la protección de la frontera occidental del reino de Jaén frente al reino nazarí de Granada.
Uno de los sistemas defensivos más complejos de Al-Andalus y uno de los centros culturales y de poder más importantes tras la conquista cristiana de Al-Andalus. Adentrarse entre sus murallas, cruzar sus antiguas puertas, recorrer sus callejas…
Edificado en la cumbre del cerro al que da nombre, desde el castillo de Vilches el viajero puede disfrutar de unas impresionantes vistas de los valles del Guadalén y del Guarrizas, en la zona de contacto entre Sierra Morena al Norte y el Valle del Guadalquivir al Sur.
Entre el innumerable patrimonio que atesora Cástulo se encuentra el castillo de Santa Eufemia, uno de los últimos signos de la importancia de esta ciudad que a finales de la Edad Media desaparecía definitivamente.
Escenario del célebre romance del trovador Macías, este castillo, de origen árabe, es uno de los principales atractivos de Arjonilla. La leyenda, que inspiró a escritores como Lope de Vega o Larra y que cuenta el desafortunado amor entre el joven Macías y Doña Elvira.
Arjona fue cuna de Alhamar. De esa esplendorosa etapa se conservan aún algunos vestigios, entre los que destaca un aljibe del que fuera el castillo de Arjona que, recientemente, ha sido restaurado y musealizado.
En Lopera encontramos uno de los mejores ejemplos de castillo construido por la Orden Militar de Calatrava en la provincia de Jaén. Declarado Bien de Interés Cultural en 1991, esta fortaleza conserva el perímetro amurallado original.
Imponente por su altura y su buena conservación, nos encontramos ante una de las construcciones defensivas más bellas y soberbias de Andalucía.
Los castillos de La Villa y de la Peña formaron uno de los enclaves defensivos más importantes de la provincia jiennense. Los restos visitables que se conservan en el casco urbano se corresponden con la torre del Homenaje del castillo de la Villa.
Hoy se conservan algunos restos de esta fortaleza enclavada en pleno corazón del Parque Natural de Despeñaperros, en un entorno de gran riqueza ambiental especialmente atractivo para los amantes de la naturaleza y del senderismo.
Durante más de doscientos años, sirvió de defensa y vigía para el reino musulmán de lo que hoy conocemos como paso de Despeñaperros
En este paraje natural de especial belleza se pueden ver desde los restos del primitivo poblado ibero, a la curiosidad de sus numerosas cuevas excavadas en la roca y, sin duda, su fortaleza medieval, construida en el siglo IX por los almohades.
La Tobaruela es ejemplo del modelo de castillo-residencia que reflejó el poder alcanzado por algunos linajes nobiliarios.
De gran interés es su casco antiguo, declarado Bien de Interés Cultural en 2007, en el que destacan sus casas solariegas, iglesias, sus pintorescas callejas y algunas torres y lienzos de murallas que evocan un importante pasado medieval.
Este castillo rural fue edificado por los musulmanes en torno al siglo XII y reformado por los castellanos tras su conquista. Participó tanto en las luchas fronterizas entre moros y cristianos como en los conflictos civiles que enfrentaron a los nobles con el rey Enrique IV.
En su Torre del Homenaje cuenta la tradición que se escribió el primer libro sobre el arte de torear que se conserva en España e, incluso, llegó a albergar una fábrica de aceite.
Santa Elena La Carolina Vilches Linares Baños de la Encina Bailén Andújar Arjonilla Arjona Lopera Porcuna Torredelcampo Jaén Torredonjimeno Martos Alcaudete Alcalá la Real Linares Vilches Santa Elena
Santa Elena
La Carolina
Vilches
Linares
Baños de la Encina
Bailén
Andújar
Arjonilla
Arjona
Lopera
Porcuna
Torredelcampo
Jaén
Torredonjimeno
Martos
Alcaudete
Alcalá la Real
Linares
Vilches
Santa Elena
Sobre la ruta
fiestas-medievales

Redes Sociales