Castillo de Castro Ferral, Santa Elena.

Hoy se conservan algunos restos de esta fortaleza enclavada en pleno corazón del Parque Natural de Despeñaperros, en un entorno de gran riqueza ambiental especialmente atractivo para los amantes de la naturaleza y del senderismo.