Castillo de Navas de Tolosa, La Carolina.

Durante más de doscientos años, sirvió de defensa y vigía para el reino musulmán de lo que hoy conocemos como paso de Despeñaperros